Saltar al contenido
FrasesCortas.net

Todas las Frases Cortas

Un proverbio no es una razón.

No se disfruta verdaderamente la propia felicidad cuando falta la de los otros.

Podrán escoger el color de coche que quieran siempre que sea negro.

Todo lo que se come sin necesidad se roba al estómago de los pobres.

Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos.